CNBC en Español

El Dow cae más de 600 puntos antes de la publicación de datos fundamentales sobre la inflación

Traders work on the floor of the New York Stock Exchange
NYSE

Los índices cayeron el jueves mientras los inversionistas monitoreaban la salud de la economía ante la publicación de un informe clave sobre la inflación.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 638,11 puntos, o un 1,94%, para cerrar en 32.272,79. El S&P 500 bajó un 2,38% para ubicarse en 4.017,82, mientras que el Nasdaq Composite perdió un 2,75% para ubicarse en 11.754,23.

Las principales acciones tecnológicas también tuvieron mal desempeño, con las plataformas Meta cayendo un 6,4% y Amazon perdiendo más del 4%. Apple vio pérdidas del 3.6%

Las acciones de los casinos tuvieron algunos de los peores resultados en el S&P 500, con Las Vegas Sands cayendo un 5,6% y Caesars Entertainment cayendo un 3,8%. Las acciones tecnológicas chinas revirtieron ganancias previas y arrastraron al Nasdaq, con Pinduoduo hundiéndose un 9,6%.

Boeing tuvo el peor desempeño en el Dow, con una caída de más del 4%.

CNBC

La caída de las acciones se produce antes del informe del índice de precios al consumidor de mayo, que será publicado el viernes. Inversionistas buscan ver si la inflación ha alcanzado su punto máximo o si la Reserva Federal tendrá que ser aún más agresiva para frenar el aumento de los precios.

"El hecho de que la gente haya estado hablando literalmente sobre este informe durante los últimos días ilustra el gran problema en el que se ha convertido la inflación para el mercado en los últimos seis meses desde que el presidente de la Fed, Powell, comenzó a adoptar un enfoque más agresivo ante la inflación", dijo Bespoke Investment Group en una nota a los clientes.

El mercado estuvo modestamente a la baja durante la mayor parte de la sesión antes de que las ventas ganaran fuerza en la hora final. El Dow cotizaba justo por debajo de 32.700 poco antes de las 3 p.m. en Nueva York, pero cayó más de 400 puntos desde entonces. El índice de volatilidad de Cboe, a menudo llamado el "indicador de miedo" de Wall Street, subió más de 2 puntos para cerrar por encima de 26 por primera vez este mes.

Inversionistas han estado evaluando la salud de la economía de los Estados Unidos en las últimas semanas, ya que la Fed comenzó a subir las tasas en un intento por enfriar la inflación sin llevar a la economía a la recesión.

El aumento de los precios de la energía y las continuas interrupciones de la cadena de suministro han mantenido la inflación persistentemente alta en los últimos meses, mientras que algunos datos económicos han mostrado una desaceleración del crecimiento en las últimas semanas.

"Desafortunadamente no vamos a tener una visión clara de la economía, ya sea la economía de Estados Unidos o ciertamente la economía global, durante bastante tiempo porque hay muchas cosas que son difíciles de descifrar", dijo Michael Skordeles, estratega macroeconómico senior de Estados Unidos en Truist.

Los precios del petróleo cayeron levemente el jueves, pero el crudo West Texas Intermediate aún se mantuvo por encima de los 120 dólares por barril. Las solicitudes iniciales de desempleo aumentaron a 229,000 la semana pasada, una cifra peor a la esperada de 210,000.

El S&P 500 ha bajado más de un 16% desde su máximo histórico, pero se ha negociado principalmente de forma lateral en las últimas semanas después de rebotar desde su mínimo reciente en mayo. El índice ha perdido más del 2% esta semana.

Andrew Slimmon, gerente senior de cartera de Morgan Stanley Investment Management, dijo que cree que las acciones terminarán el año más altas a partir de ahora, pero podrían tener un viaje lleno de baches durante el verano, y que esa puede ser un área clave que hay que tener en cuenta.

"Tal vez volvamos a probar eso, pero no veo una disminución sustancial por debajo de eso porque creo que, a pesar de los precios más altos del petróleo y de los alimentos... la economía podrá resistir el impacto que enfrentamos ahora", dijo Slimmon.

Las acciones parecieron moverse frente a los rendimientos de los bonos el jueves, que eran volátiles después de una actualización del Banco Central Europeo. El BCE confirmó su plan de subir el interés en julio y posiblemente de nuevo en septiembre. El BCE también elevó su proyección de inflación para 2022 al 6,8%, frente al 5,1% anterior, y redujo su perspectiva de crecimiento.

Traducido por Jacqueline Mata